Carga y descarga de hidratos: experiencia personal

Publicado el 1 agosto, 2018

¿Qué es y para qué sirve?

La carga y descarga de hidratos de carbono, es una de las técnicas utilizadas para eliminar grasa corporal, se realiza a través de un ciclado de hidratos de carbono, los cuales de van eliminando progresivamente hasta quedar a cero, y posteriormente hacer una carga completa de hidratos.

Como sabemos, los hidratos de carbono son la gasolina del cuerpo, es decir, de lo que el cuerpo dispone para el día a día, nuestros depósitos de glucógeno están llenos y podemos vivir con esa energía proporcionada, por lo que, al hacer la descarga de hidratos, logramos dejar los depósitos de glucógeno a cero, esto lo hacemos para que nuestro cuerpo entre en alerta al no tener de la fuente energía principal y debe buscar alternativas. ¿Y entonces de qué se suministra? Pues tirará de grasa que es lo que buscamos.

Al realizar la carga, lo que buscamos es rellenar los músculos de glucógeno, consiguiendo un aspecto más rocoso y limpio al haber eliminado grasa corporal.

¿Cuándo realizarlo?

El ciclado de carbohidratos, es una técnica muy meticulosa que ha de ser llevada a cabo a la perfección, personalmente, la recomiendo si vas a competir o alguna ves quiere experimentarlo para ver como lucirías después de este ciclado, por lo que bajo ningún concepto la recomiendo regularmente ya que puede ser perjudicial.

Personalmente, recomiendo hacer el ciclado de hidratos con un control del agua, es decir, como una precompetición o simulacro de competición, ya que así lograremos el efecto de piel de papel tras la carga, pues la piel carecerá de agua y se quedará pegada al músculo, con el control del agua también conseguiremos una musculación más rocosa. ¿Por qué recomiendo el control del agua en la carga? Lo recomiendo porque los hidratos retienen líquido, y si bebemos como un día normal retendríamos bastante líquidos y no nos veríamos como buscamos.

He de decir que el corte de agua se haga con el control absoluto de nuestro entrenador/a y siempre que lo vea preciso, por supuesto no realizarlo si no vamos a competir, ya que es de las cosas más perjudiciales que puede haber y un mal uso puede llegarnos a la deshidratación.

¿Cómo realizarlo?

Descarga de hidratos

La descarga de hidratos deberá ser progresiva, es decir, de un día para otro no podemos pasar a cero hidratos, ya que podríamos incurrir en daños en nuestro sistema hormonal. Por lo que las semanas previas iremos bajando de nuestra dieta la ingesta de hidratos, hasta que podamos pasar a cero hidratos sin problema, importante ir aumentando el consumo de proteínas y grasas, para así estabilizar el consumo calórico que se verá mermado por el descenso de los hidratos.

A cero podremos estar de 3 a 5 días como máximo, muy importante consumir verduras, hortalizas y estar siempre hidratados. No puedo dar exactamente la ingesta de proteínas, grasas e hidratos que debemos llevar ya que cada persona es diferente y necesitará un aporte diferente, esto es trabajo de nuestro/a preparador/a.

Carga de hidratos

En la carga de hidratos, debemos aumentar los hidratos por encima de grasa y proteínas, por lo que bajaremos la ingesta de proteínas y grasa por debajo de los hidratos, no bebiendo líquidos en abundancia. En la carga, buscamos rellenar esos músculos que han perdido todo el glucógeno, logrando el aspecto rocoso y más limpio.

La carga de hidratos durará ente 1 o 2 días, y después de esta debemos seguir con una dieta alta en hidratos, con una ingesta calórica aproximada a la carga para seguir con esa super compensación encontrará y lo más importante evitando daños metabólicos y hormonales.

Experiencia personal con la carga y descarga

Carga VS Descarga de carbohidratos

Os dejo la comparativa de mi primera carga y descarga, con ninguna ayuda de luces para que se aprecien bien los cambios, no esperéis milagros porque no existen, aunque si hay cambios palpables. He de añadir que la realicé en pleno Julio en Córdoba y por diferentes motivos tuve que andar más de 13 kilómetros ese día.

Los días de descarga, me veo con aspecto endeble, desinflado, músculos más pequeños, ya que mis músculos están totalmente descargados, sin nada de glucógeno, así que no debéis preocuparos por esto. En cuanto a la energía, al despertar me siento sin nada de sueño con la energía recargada, pero al pasar del medio día va decayendo y por la noche se reduce al cero, a la hora de dormir, me cuesta coger el sueño más de lo habitual ya que tengo el cuerpo en ese estado de alarma.

En cuento el entrenamiento, yo realizo entrenamientos de baja intensidad priorizando recorridos completos, buscando movilizar esa grasa más rebelde y guardando energías, ya que no es posible entrenar al máximo sin hidratos, en cuanto al cardio, yo lo realizo tanto en ayunas como post-entreno durante 20 y 30 minutos respectivamente a ritmo suave.

En cuanto al hambre, yo particularmente, solo sufro cuando como, ya que el cuerpo te pide más, por lo que te puede dar un poco de ansiedad, yo lo soluciono tomando gran cantidad de verduras con mis comidas y consumiendo tanto agua, como chicles, caramelos, como bebidas Zero, esto te calmará esa ansiedad provocada.

Puntualizar, que los días de descarga tendremos el sistema hormonal un poco descontrolado, por lo que podemos tener cambios de humor, particularmente, en descarga estoy muy irritable y pesimista, afectándome todo mucho más y teniendo discusiones con mayor facilidad, intentad controlar esto, aunque si os paso, es normal ya que nuestro cerebro no está recibiendo de su gasolina.

Los días de carga, yo los hice con corte de agua de 900 mililitros en ese día, como simulacro de competición, bajo mi punto de vista es cuando peor se pasa, muchísimo peor que en la descarga, ya que la falta de agua es terrible para nuestro cuerpo. Estos días no se entrena para conseguir rellenar los músculos, consiguiendo esa super compensación muscular y evitando una posible deshidratación en el entreno. La comida me entró bien, ya que no tenía líquido apenas en el estómago, y sobre la sed, pude aguantar sin problemas hasta la noche, pero ahí vino lo peor, me fue imposible dormir, pesadillas y muchísima sed, después de horas y horas pude dormir unas 4 horas, eso sí me desperté sin nada de sueño y con muchísima sed.

El día de carga de después de carga, es normal pesar unos kilos más ya que has rellenado el cuerpo con líquido, yo el día de carga pesé +0.1 kilos más con respecto al día de descarga, después tuve día libre, y a la mañana siguiente del día libre pesaba +3 kilos más por esa retención de líquidos de los hidratos de carbono.

Conclusión

Mi consejo, es que solo realicéis esta técnica si estáis supervisados, preparados mentalmente y con un objetivo profesional, si no, no hace falta pasar tanto.

Podéis contarme vuestras experiencias, dudas, sugerencias, tanto en los comentarios de este post como por mi Instagram.

Espero que haya servido de ayuda.


¿Te ha resultado útil?

  • Valoración de los lectores
  • Puntuación 5 estrellas
    5 / 5 (2 )
  • Tu puntuación


Sigue leyendo:


¿Tienes dudas? Coméntalas

>